Adiós a los problemas de las papas fritas
cardboard-divider

Prácticas recomendadas para lograr papas fritas perfectas.

Con todo lo que tienes para hacer, sabemos que no siempre es fácil encontrar tiempo para solucionar problemas de preparación en la cocina. Por eso creamos este útil cuadro de recomendaciones que pueden servirte cuando tus papas fritas no salen como esperas. Es posible que solo haga falta un simple ajuste a tu técnica para que las papas fritas te salgan doradas en seguida. Y así podrás volver a concentrarte en atender a tus clientes. 

separator separator

Causas probables

Soluciones posibles

  • La temperatura del aceite es demasiado baja.
  • El tiempo de freído es demasiado corto.
  • Aceite nuevo.
  • Recuperación deficiente del calor de la freidora.
  • Canasta de freír sobrecargada.
  • Elemento de la freidora de poca calidad.
  • Papas de inicio de temporada.
  • Comprueba la temperatura y auméntala en caso de que sea necesario.
  • No retires las papas fritas antes del color designado o antes del tiempo requerido.
  • El aceite se degrada con el uso.
  • Lleva a cabo una prueba de recuperación de la freidora.
  • No sobrecargues la canasta (llena las canastas a no más de la mitad de su capacidad).

Causas probables

Soluciones posibles

  • El tiempo de freído es demasiado largo.
  • La temperatura del aceite es demasiado alta.
  • Aceite viejo o sucio.
  • Nivel bajo de aceite.
  • Exceso de azúcar natural.
  • Cocina aplicando la temperatura y el tiempo adecuados tal como se indica en la caja o en la página del producto.
  • Reduce la temperatura.
  • Comprueba la calibración del termostato.
  • Cambia el filtro o agrega aceite nuevo.
  • Aumenta el aceite al nivel original.

Causas probables

Soluciones posibles

  • Canasta de freír sobrecargada.
  • Papas de final de temporada.
  • Exceso de azúcar natural.
  • No sobrecargues la canasta (llena las canastas a no más de la mitad de su capacidad).
  • Agrega aceite.

Causas probables

Soluciones posibles

  • El tiempo de freído es demasiado corto.
  • Canasta de freír sobrecargada.
  • Canasta de freír encima de la freidora.
  • Aceite sucio.
  • La temperatura del aceite es demasiado baja.
  • Recuperación deficiente del calor de la freidora.
  • Papas fritas de calidad inferior.
  • Ajusta el tiempo de freído.
  • Llena las canastas de freír hasta la mitad como máximo.
  • Mueve las papas fritas hasta la estación de retención de inmediato.
  • Cambia el filtro o agrega aceite nuevo.
  • Comprueba la temperatura con un termómetro preciso.
  • Lleva a cabo una prueba de recuperación de la freidora.

Causas probables

Soluciones posibles

  • El tiempo de freído es demasiado largo.
  • La temperatura de freído es demasiado alta.
  • Ajusta el tiempo de freído.
  • Comprueba el aceite con un termómetro que funcione bien.

Causas probables

Soluciones posibles

  • Canasta de freír sobrecargada.
  • No sacudiste la canasta durante el proceso de freído.
  • Las papas fritas se descongelaron y se volvieron a congelar.
  • No sobrecargues la canasta (llena las canastas a no más de la mitad de su capacidad).
  • Sacude suavemente la canasta de freír después de 30 segundos de freído.
  • Comprueba las prácticas de manipulación en la cocina y de envío.

Causas probables

Soluciones posibles

  • Manipulación descuidada, quebradura excesiva.
  • Porción demasiado grande.
  • Fomenta una manipulación adecuada del producto.
  • Comprueba el peso de la porción.

Causas probables

Soluciones posibles

  • Partes quebradas debido a una manipulación inadecuada.
  • Revisa las prácticas de manipulación en la cocina y de envío.

Causas probables

Soluciones posibles

  • El tiempo de freído es demasiado corto.
  • Dejar la canasta demasiado tiempo sobre la freidora.
  • Retuviste las papas fritas demasiado tiempo antes de servirlas.
  • Aplica el tiempo y la temperatura adecuados.
  • Las canastas deben dejarse sobre la freidora el tiempo suficiente para que se escurran.
  • Acorta el tiempo de retención.

Causas probables

Soluciones posibles

  • Demasiados alimentos freídos en la misma freidora.
  • El tiempo de freído es demasiado largo.
  • Aceite viejo o sin filtrar.
  • Contaminación odorífera del congelador.
  • Usa una freidora solo para las papas fritas.
  • Ajusta el tiempo de freído.
  • Cambia el filtro o agrega aceite nuevo.
  • Limpia la freidora regularmente.
  • Mantén el congelador limpio y bien organizado.

Causas probables

Soluciones posibles

  • La canasta de freír no se escurrió correctamente.
  • La temperatura del aceite es demasiado baja.
  • Se procedió a freír un producto descongelado o que se volvió a congelar.
  • Escurre las canastas correctamente (sacude suavemente).
  • Aumenta la temperatura de freído.
  • No dejes que el producto se descongele antes de freírlo.

Causas probables

Soluciones posibles

  • El producto se descongeló parcialmente y se volvió a congelar.
  • Comprueba los procedimientos de manipulación en todos los puntos y mantén el producto congelado.

Causas probables

Soluciones posibles

  • La canasta de freír no se escurrió correctamente.
  • La temperatura del aceite es demasiado baja.
  • Se procedió a freír un producto descongelado o que se volvió a congelar.
  • Escurre las canastas correctamente (sacude suavemente).
  • Aumenta la temperatura de freído.
  • No dejes que el producto se descongele antes de freírlo.

Causas probables

Soluciones posibles

  • Residuo de jabón.
  • Degradación excesiva del aceite.
  • Cristales de hielo.
  • Freír productos con un nivel bajo de sólidos.
  • Sobrecalentamiento del aceite.
  • Canasta de freír sobrecargada.
  • Comprueba el procedimiento de limpieza.
  • Comprueba la adición de aceite nuevo a la freidora.
  • Usa un producto con un mayor nivel de sólidos.
  • Comprueba el termostato.
  • No sobrecargues la canasta (llena las canastas a no más de la mitad de su capacidad).

Causas probables

Soluciones posibles

  • Calentar el aceite demasiado rápido.
  • Sobrecalentamiento del aceite.
  • “Puntos calientes” en los tubos calentadores.
  • Degradación del aceite.
  • Derrite la manteca gradualmente para evitar que se chamusque.
  • Comprueba el termostato.
  • Comprueba las “paredes delgadas” que provocan puntos calientes en los elementos o tubos calentadores.
  • Asegúrate de que el aceite se recambie adecuadamente.

Causas probables

Soluciones posibles

  • La temperatura está demasiado baja.
  • Canasta de freír sobrecargada.
  • Producto parcialmente descongelado.
  • Comprueba el termostato.
  • Mantén la proporción de 1:7 entre el alimento y el aceite.
  • Manipula el producto adecuadamente.

Causas probables

Soluciones posibles

  • Aceite viejo.
  • Producto parcialmente descongelado.
  • Aceite contaminado.
  • Sobrecalentamiento del aceite.
  • Asegúrate de que el aceite se recambie adecuadamente.
  • Manipula el producto adecuadamente.
  • Filtra o escurre el aceite todos los días.
  • Comprueba el termostato.

Causas probables

Soluciones posibles

  • Salar sobre la freidora o antes de freír.
  • Aceite contaminado.
  • Aceite sucio.
  • Sobrecalentamiento del aceite.
  • Aceite viejo.
  • Sala los alimentos en la bandeja de retención.
  • Filtra o escurre el aceite todos los días.
  • Limpia profundamente al menos una vez por semana.
  • Comprueba el termostato.
  • Reemplaza por manteca fresca cada 3 a 5 días.